jueves, 3 de noviembre de 2011

Asco

Hoy he atendido a una víctima de una agresión sexual.

Hasta ahora todas las que había atendido, eran chicas que habían salido de fiesta, les habían puesto algo en la bebida y se habían despertado después de que las violaran. Sin saber cómo ni quién.

A la chica de hoy la han violado a medio día, en una calle normal y con una navaja en el cuello. No le ha visto la cara. Y probablemente nunca lo atraparán

Qué asco de sociedad que da hijos de puta capaces de hacer eso. Con o sin drogas, con o sin violencia. Esos cabrones andan sueltos. Tienen sus familias, sus amigos y te los puede cruzar cualquier día por la calle, como si nada.

Siento asco.

2 comentarios:

kendopitecus dijo...

Si, tienes razón, pero que hacer con estos individuos?
La carcel no los rehabilita, a la que salen reinciden por que lo suyo más que delito, es un acto contra natura y el código penal está previsto para rehabilitar a la gente normal que delinque pero falla estrepitosamente con estos y otros psicópatas

kendopitecus dijo...

Si, tienes razón, pero que hacer con estos individuos?
La carcel no los rehabilita, a la que salen reinciden por que lo suyo más que delito, es un acto contra natura y el código penal está previsto para rehabilitar a la gente normal que delinque pero falla estrepitosamente con estos y otros psicópatas