jueves, 25 de septiembre de 2008

Insonmi i estat crepuscular

Una vez más llego al punto en que no sé ni la hora que es en medio de la noche de una jornada de guardia. El punto en que puedo decir cualquier cosa sin ser consciente de ello.

La historia de cómo llegué a entrar a escribir un nuevo post durante la guardia puede ser larga de contar, y se resume en una batalla contra los hados de la informática sumida en un estado crepuscular que mañana me hará olvidar estos momentos.

Tal vez por eso escribo, para recordar que estuve despierta a estas horas intentando hacer algo productivo.

"Llevo 32horas sin dormir, ¿te opero?" (éste, era el lema de una campaña de los residentes por el descanso postguarida) en mi caso sería... llevo 23horas sin dormir (ayer me desperté a las 6.30h) ¿Te hago una cesárea?.

1 comentario:

Anónimo dijo...

por ti me dejaría hacer lo que fuera. Que vivan tus ojos

M.