viernes, 11 de diciembre de 2009

Síndrome de Stendhal


Palau de la música 20.40h, primera línea de fuego... y suena la música.
Piezas Barrocas escritas para castrati, tocadas por il Giardino armónico y cantadas por una Cecilia Bartoli en estado de gracia.
Con todo mi empeño puesto en no hacerme ilusiones, a pesar de conocer el plantel de la noche, para no tener que soportar una nueva decepción musical, sólo pasaron pocos minutos antes de que se me acelerara el ritmo cardiaco y una especie de vértigo me sobreviniera.
Sólo hacía falta cerrar los ojos para volar. Nada de pensar en violines, cellos, bajo, oboe, laúd y mezzo. Imposible separar esa unidad en estrecha comunión que anoche se formó sobre el escenario.

Espectacular e inolvidable... el resto de palabras son baladí


No hay comentarios: