domingo, 12 de enero de 2014

El día que todo cambió. Parte II (las conclusiones)

Aquí van las conclusiones del día en que todo cambió:

-Una fideuá bien hecha puede desencadenar el parto.
-El sudor del bigote es un signo patognomónico indiscutible de parto inminente.
-Si te has pasado el embarazo vomitando, puede que te pases el parto vomitando.
-No es buena idea hacerse la pedicura cuando se está poniendo de parto...
-El agua caliente calma
-Duele, duele mucho pero la mente humana es maravillosa y se olvida unas horas después la intensidad del dolor.
-Los pensamiento que una puede considerar agradables, pueden ser de lo más variopinto. En mi caso eran las manos enjutas,morenas y con venas muy marcadas de mi abuela paterna :)
-La divina providencia me castigó por todas aquellas mujeres que vinieron a urgencias con pródromos de partos y las envié a pasear una horita porque todavía no estaban para ingresar.

-No puedo hacer más que rendir un homenaje sincero y desde el fondo de mi corazón a mi madre, a mis abuelas, a las señoras de mi barrio y a todas las mujeres que alguna vez parieron. 
  *Las que parieron y paren en casa se enfrentan a horas de dolor muy intenso, al miedo a lo desconocido (en el caso de un primer parto) y a la vulnerabilidad ante los mil factores que pueden torcerse.
  *Las que parieron en el hospital hace años, cuando la parturienta se veía como una paciente despojada de voluntad,se enfrentaron a la frialdad de un paritorio de aspecto quirúrgico, rodeadas de desconocidos, sin ni siquiera la mano de su marido para darles algo de calor y apoyo. Y a muchas de ellas, probablemente no vieron a su hijo hasta pasadas unas preciosas y valiosas horas.
  *Todas aquellas que hoy día paren en hospital, con o sin anestesia se enfrentan a un proceso, aunque bonito, desconocido que sólo se puede afrontar con una valentía digna de admiración.

Debo concluir que los días 6 y 7 de octubre recibí la lección más valiosa de mi carrera como ginecóloga y de mi vida de mujer.

PD: se confirmó, los ardores del embarazo significan que el retoño va a tener mucho pelo ... por suerte sólo en la cabecita :)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece genial. Ahora el postparto que es mejor aún...no????

kendopitecus dijo...

Enhorabona a tu i a totes les mares