martes, 29 de abril de 2008

Decepción

Después de una semana cuidando mi tobillo al máximo, este fin de semana ya dejé las muletas (sólo utilizaba una para descargar el peso cuando tenia que andar más de lo "normal"), ayer decidí que hoy sería el día D para volver al curro...

Y ha sido todo un fiasco, a eso de las 10.30 el tobillo ha comenzado a cargarse y he tenido que venirme a casa "con el rabo entre las piernas"

Juer, no me gusta estar de vacaciones forzosas.

Vuelta a la tortura del hielo y a mi fenómeno de Raynaud.
Es verdad eso de que los médicos no son buenos pacientes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no hi ha mal que cent any dure. espero de totes formes que prote tingues be el tormell.
m'alegro de posar-te cara, ja que ja no ens veiem pel foro.
petons, compatriota.


xe

Sofía dijo...

Holaaaaaaaaa... acabo de redescubrir tu blog! (Llevaba tiempo sin hacer ruta bloggera completa, jejeje, y hasta hoy no había visto que te habías mudado).

Ánimo con el tobilloooo!!!!!!

Besotes gordos

Maria dijo...

Hola!!! qué alegría leeros!
Espero que todo vaya muy bien en el curro, xe.
Y sofía... múcho ánimo con la entrada en la residencia.

Nos leemos!